Las vidas del pabellón. Relato intermitente de un espacio esencial. 2016 — Museos

Intervención expositiva efímera sobre las vidas del Pabellón de Barcelona, diseñado por el arquitecto Mies van der Rohe, como modo de dar a conocer el trabajo de la Fundación en el 30 aniversario de la reconstrucción.

Institución impulsora: Fundació Mies van der Rohe Barcelona

Ubicación: Barcelona, Cataluña

© Fotografía: Pepo Segura

El Pabellón de Barcelona o Pabellón Alemán es un edificio representativo del movimiento moderno en arquitectura diseñado por el célebre arquitecto alemán Mies van der Rohe. Sin embargo, es un gran desconocido para la mayoría de habitantes de esta ciudad, ya que sus principales visitantes son turistas accidentales o amantes de la arquitectura. El objetivo de esta exposición es acercar el Pabellón a un público más amplio y numeroso, homenajeando los 30 años de su reconstrucción pero también recordando la historia de su presencia y su ausencia desde que se construyó en 1929.

Para ello se decidió, en lugar de llenar el pabellón de paneles que impidan o dificulten la contemplación del espacio arquitectónico y modifiquen la luz o la transparencia, realizar todo el montaje en el entorno inmediato para aprovechar, además, el tránsito por los ejes principales de la Fira de Montjuïc como reclamo para visitar el edificio. Además se construyó una plataforma sobre la fuente situada frente al pabellón y que bloquea el eje de acceso, facilitando que los visitantes se puedan aproximar.

La exposición se estructura en tres núcleos. La primera etapa hace referencia al Pabellón de Alemania, construido con carácter efímero para la Exposición Universal de 1929. El segundo núcleo está dedicado al pabellón invisible. La no presencia del pabellón hasta su reconstrucción en 1983 no hizo que cayera en el olvido, sino que nunca dejó de existir en el recuerdo de los que lo conocieron, y permaneció en la historia de la arquitectura como buque insignia de los valores de una época. La parte final está dedicada a la reconstrucción y a la labor de la Fundació Mies van der Rohe durante estos últimos 30 años, adaptando el edificio a nuevos usos y haciendo una labor de divulgación científica que ha permitido que el pabellón de Barcelona conserve su huella sobre el pasado y asegure su futuro. Entre las labores más destacadas que han llevado a cabo son toda una serie de intervenciones artísticas que la exposición pone de manifiesto, con instalaciones de artistas y arquitectos como Ai Weiwei, Antoni Muntadas, Kazuyo Sejima, Ulrich Meister, Jeff Wall, Íñigo Manglano-Ovalle o Andrés Jaque, entre muchos otros. Se reviven así importantes acontecimientos artísticos que han tenido lugar dentro del pabellón, como prueba de su salud y vitalidad como motor de pensamiento y acción creativa. El montaje se ideó como algo efímero, en homenaje a la función original del pabellón, respetando al máximo el edificio y su entorno.

Web Fundació Mies van der Rohe