Museo marítimo de Barcelona. 2010 — Museos

Propuesta museográfica de reordenación de la visita y las colecciones conciliando los recursos expuestos con la arquitectura patrimonial del edificio. Se persigue recrear el ambiente original de las atarazanas. 

Institución impulsora: Museu Marítim de Barcelona

Ubicación: Barcelona, Cataluña

© Renderización: Ignasi Cristià SL

El proyecto para el Museu Marítim de Barcelona supuso un reto en muchos sentidos, por la amplitud del tema al que está dedicado, la importancia del edificio, y porque había que desarrollar también el contenido de todo el discurso expositivo, no solamente el diseño de la museografía. Nuestra propuesta quedó en segunda posición entre 25 proyectos presentados.

El edificio de las atarazanas es hoy en día de difícil interpretación, ya que se ha perdido la relación directa con la línea de costa de la que antes disfrutaba y que era necesaria para fletar los barcos tras su construcción. Nuestro objetivo fue hacer comprender al espectador cómo funcionaba el edificio evocando el ambiente original de su uso. Para ello empleamos dos estrategias. En primer lugar planteábamos la construcción de enormes cajas de luz que reproducían el paisaje original del litoral barcelonés en dos de los ventanales de fachada; en segundo lugar decidimos reconstruir escenográficamente los cascos invertidos de barcos en construcción de modo que se formaban pabellones que concentraban dentro de sí la mayor parte de proyecciones, paneles, vitrinas y piezas expuestas con requerimientos específicos de conservación, de manera que no entorpecieran la percepción del espacio. De esta manera restablecíamos, al menos de manera simbólica, la historia del edificio y utilizábamos recursos dramáticos que hicieran de la visita un momento vivencial, una experiencia de mayor dinamismo.

El recorrido se inicia y se termina en un gran vestíbulo de planta circular de 26 metros de diámetro. Este espacio está dedicado a la gran protagonista del discurso: la mar. Incluye citas de escritores sobre la mar, proyecciones utilizando una tecnología especial sobre los estados de la mar, y estaciones de consulta interactiva que permiten al visitante acceder a la colección o dar su opinión sobre el museo. El primer ámbito se dedica a la lucha por la hegemonía sobre el mediterráneo; el segundo está dedicado a la interpretación de la Galera Joan d’Àustria (la pieza de mayores dimensiones del museo), que incluye una proyección en 3D que representa una batalla naval; el tercero se dedica a la navegación y la construcción de barcos, un espacio más tranquilo con interactivos y zona de descanso; el cuarto ámbito explica la aparición de nuevas tecnologías como el vapor; y el quinto ámbito se dedica al litoral y a las transformaciones del frente marítimo de Barcelona. Finalmente hay un espacio dedicado al presente, a través de pantallas interactivas y campanas de sonido que relatan los testimonios de personas que hoy en día se dedican a profesiones relacionadas con el mar.

Además de este recorrido, propusimos una red de espacios polivalentes y didácticos que acogiesen todas las actividades especiales y en grupo que se realizan en el museo, de manera que sin entorpecer la visita puedan realizarse entre los barcos y las piezas originales. En el espacio de fachada planteamos la recreación escenográfica de una nave para que se permitiera al público hacer lo que es imposible en el resto del museo por razones de conservación: subir a la nave y aprender cómo funciona. También propusimos integrar en el discurso el restaurante como centro de interpretación a nivel gastronómico, y por último planteamos el desarrollo de una aplicación móvil que actuase de audioguía. 

Web Museu Marítim de Barcelona